Ansiedad Infantil

En los niños, la ansiedad es el problema psicológico más frecuentemente diagnosticado entre los 6 y los 18 años.

La ansiedad en el niño es definida, como en el adulto, como un miedo o respuesta del organismo ante una supuesta amenaza o peligro. Sin embargo, este miedo no es adaptativo puesto que su intensidad, duración y frecuencia son superiores a lo considerado normal en relación a la edad del niño.

Estos miedos desadaptativos tienen repercusiones en el desarrollo psicológico del niño, en las relaciones familiares, con sus iguales y en su rendimiento escolar.

Una de las consecuencias importantes puede ser la depresión y/o el abuso de sustancias en la adolescencia por lo que resulta de especial importancia el tratamiento temprano de estas patologías.

En los niños los trastornos de ansiedad que están presentes son en su mayor parte los mismos que para los adultos, a excepción de algunas categorías diagnósticas.

A continuación, se describen algunos problemas de ansiedad que son frecuentes en consulta:

  • Fobias: miedo de un objeto de una situación o de un animal en función de las preocupaciones relacionadas con la etapa de desarrollo del niño.

Son de diferente tipo según la edad. De 2 a 4 años están presentes el miedo a la oscuridad, animales grandes, monstruos; de 5 a 9  miedo a accidentes, heridas; y a partir de 9 años aparecen el miedo a  la sangre, la muerte…  Muchas fobias en edad adulta han debutado en la infancia.

  • Ansiedad de separación: es el problema de ansiedad más frecuente en el niño. Se caracteriza por un miedo a ser separado de un progenitor o de ambos o de personas de referencia. Suele darse entre los 7 y los 9 años.

Otros trastornos relevantes y frecuentes en el niño son la ansiedad social (de comienzo hacia los 11-12 años)  y la ansiedad generalizada de inicio en la adolescencia.

Tratamiento: los problemas de ansiedad son tratados de manera eficaz desde un enfoque cognitivo-conductual. Evaluamos los tipos de ansiedad del niño o el adolescente, realizamos un análisis funcional de cada problema y elaboramos finalmente el plan de terapéutico más apropiado al caso individual.

Si tu hijo presenta un problema diferente, contáctanos y explícanos tu caso, seguro que podemos ayudarte.