trastorno por atracón
,

Trastorno por atracón

Trastorno por atracón o “binge eating disorder” se caracteriza por una ingesta compulsiva. Dos características son importantes: pérdida de control y consumo excesivo de comida. La persona puede llegar a ingerir una cantidad desorbitada de calorías en un atracón.

Después del atracón la persona siente malestar o vergüenza respecto a la conducta. Sin embargo, no existe conducta compensatoria, es decir, no vomita como en la bulimia nerviosa.

Este problema suele surgir en la adolescencia o al principio de la edad adulta.  Puede ir seguido de una restricción alimentaria, como en la anorexia. La diferencia con la bulimia nerviosa es que en ésta la restricción precede a la bulimia.  

Las tasas de remisión en pacientes  con trastorno por atracón son altas. Superiores a trastornos como la bulimia o la anorexia.

Características del atracón

Las personas que tienen trastorno por atracón manifiestan algunas de estas características durante el episodio:

  • Ingerir más rápidamente de lo que es normal,
  • Comer hasta sentirse desagradablemente lleno.  
  • Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente hambre físicamente
  • Debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se ingiere, comer solo
  • Sentirse luego a disgusto con uno mismo, deprimido o muy avergonzado

Criterio diagnóstico del trastorno por atracón

Los atracones deben darse al menos una vez a la semana durante tres meses. Se debe diferenciar de la bulimia porque no existe conducta compensatoria. No se vomita, o se usan laxantes o diuréticos, después del atracón. En general, estas personas presentan sobrepeso u obesidad.  

En el diagnóstico, el clínico va a tener en cuenta la gravedad y si existe remisión en los síntomas. Es decir, si la persona presenta un trastorno grave o moderado y si se está recuperando.

  • En remisión parcial: los atracones se producen con una frecuencia media inferior a un episodio semanal durante un período continuado.
  • En remisión total: Después de haberse cumplido con anterioridad todos los criterios para el trastorno de atracones, no se ha cumplido ninguno de los criterios durante un período continuado.

La gravedad se basa en la frecuencia de los atracones.

La gravedad puede aumentar para reflejar otros síntomas y el grado de discapacidad funcional.

  • Leve: 1-3 atracones a la semana.
  • Moderado: 4-7 atracones a la semana. Grave: 8-13 atracones a la semana.
  • Extremo: 14 o más atracones a la semana.

En todos los casos es necesario consultar un profesional para gestionar el problema.

Si crees que tienes un problema de control con la comida ,sin compromiso puedes contactarme al 697392561 o rellenar el formulario de contacto.  

También puedes visitar la página del centro sanitario: Punto Sano

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta